Bien sabe el asno
en qué casa rebuzna.