Un hombre enamorado es una persona que pretender ser más amable de lo que puede; por eso todos los enamorados son ridículos.


(Chamfort)