No hay buenos o malos negocios, sino buenos o malos gestores de ideas.

Fernando Trías de Bes