Las oportunidades son como los amaneceres: si esperas demasiado, las pierdes.

William Arthur Ward