Hay una ley de vida, cruel y exacta, que afirma que uno debe creer o, en caso contrario, pagar más por seguir siendo el mismo.


Norman Mailer