El amor es un guía ciego, y los que le siguen se pierden con frecuencia.


(Colley Cibber)